Despedida y acción de gracias por las Hermanas Apostólicas de Cristo Crucificado

El pasado sábado, 18 de junio, fue un día memorable para la comunidad parroquial de Ntra. Sra. De la Expectación de Cabra del Santo Cristo. Con sentimientos de tristeza y, también, de agradecimiento se despidieron de nuestra Diócesis de Jaén las Hermanas Apostólicas de Cristo Crucificado,  que nos acompañaron durante 64 años en el carisma y la misión de su congregación.

Junto al párroco José Manuel Pancorbo y un sacerdote hijo del pueblo D. Manuel Rus, presidió la Eucaristía nuestro querido Obispo, Don Sebastián Chico Martínez.  El Prelado tiene un especial vinculo hacia las Hermanas que provienen de Murcia, la que ha sido su Diócesis anteriormente, donde tienen la casa matriz de la Congregación “Villa Pilar”.

Con sentimientos de dolor, pero, también, de profundo agradecimiento a Dios, nuestro Obispo destacó como las hermanas fieles a su carisma, en esta localidad se han entregado de lleno al trabajo parroquial: catequesis, pastoral de enfermos y a la enseñanza. Y, además, durante muchos años el colegio de las hermanas contribuyo al desarrollo integral de muchos niños y niñas de este pueblo.

Don Sebastián agradeció la encomiable labor que han desarrollado siempre, desde la cercanía y sencillez, favoreciendo y acogiendo a todas las gentes de este pueblo, sobre todo a los más desfavorecidos.  Un Carisma vivido con fidelidad desde las actitudes de Cristo que se entregó hasta dar la vida.

Después de la celebración eucarística y palabras de agradecimiento, se le hizo entrega a nuestro Pastor diocesano de unos regalos de parte de los fieles y del Ayuntamiento.

Terminamos con un vídeo homenaje hacia las hermanas, entre cantos, aplausos y con el corazón lleno de gozo y agradecimiento por la presencia y vida de las hermanas entre nosotros.

La jornada concluía con una comida fraterna para seguir mostrándoles a las hermanas el cariño y el amor que sentimos hacia ellas.